Tipo recorrido: Ida y vuelta

Distancia : 4,5 km

Tiempo estimado: 1:30 horas

Subida/bajada acumuladas: 115 m

Cota máx/mín: 1.395m/1.335m

Dificultad de la ruta - BAJA

IBP = 18

Orientación: Sin senda marcada pero de fácil orientación al tener siempre a la vista nuestro destino.

 

Descripción del itinerario … Iniciamos el recorrido en el Ayuntamiento y bar de Beratón. Recomendamos beber agua antes de la salida en la Fuente, a menos de 50m de nuestro punto de inicio, manantial muy apreciado en toda la comarca y al que acuden a recoger agua desde pueblos vecinos (el agua es No Tratada).

Salimos del pueblo por la carretera en dirección a Purujosa, a los pocos metros cogemos una pista amplia hacia la derecha en la que encontramos un cartel indicador de las diferentes rutas. Continuamos hasta rebasar un cercado de alambre, el punto limpio del pueblo.

En ese punto se abre a nuestra izquierda un barranco, el Barranco Moros, por cuya margen derecha caminaremos, al principio por una pista menos marcada que la que traíamos para abandonarla a los pocos metros y continuar por el  borde del barranco, siempre con las debidas precauciones, pero sin ninguna dificultad.

Continuamos bordeando el barranco y dejando a nuestra izquierda una elevación, el Alto de las Majadillas, hasta que llegamos a un punto a partir del cual el terreno cae abruptamente.

Este es el llamado por los locales El Balcón de Castilla, en referencia a su posición privilegiada como mirador para observar el territorio de Aragón desde Castilla. Enfrente, las muelas de Beratón y Purujosa vistas desde una perspectiva singular. Abrupto final de la meseta castellana hacia el valle del Ebro y la vertiente mediterránea.

La vuelta la podemos realizar por el mismo camino o bien, rodear el Alto de las Majadillas  y separarnos un poco del barranco hasta alcanzar unas rodadas que nos devolverán a la pista que cogimos al principio.

Y nos premiaremos con una cerveza tras este romántico y hermoso paseo!.

No dejar de observar … En otoño, podemos observar los diferentes colores del bosque que se extiende a nuestros pies.

Observamos en el mapa adjunto la forma apuntada de su final, con una caída abrupta, que si abrimos los brazos, nos lleva a recordar la famosa escena de Titanic, con Aragón como océano. Espléndido paraje también para recitar la “Canción del pirata”, de Espronceda: “Con diez cañones por banda, viento en popa a toda vela, no corta el mar, sino vuela un velero bergantín; bajel pirata que llaman, por su bravura, el Temido, en todo mar conocido del uno al otro confín. La luna en el mar riela, en la lona gime el viento y alza en blando movimiento olas de plata y azul; y va el capitán pirata, cantando alegre en la popa, Asia a un lado, al otro Europa, y allá a su frente Estambul. Navega velero mío, sin temor, que ni enemigo navío, ni tormenta, ni bonanza, tu rumbo a torcer alcanza, ni a sujetar tu valor. Veinte presas hemos hecho a despecho, del inglés, y han rendido sus pendones cien naciones a mis pies. Que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria la mar.”

Agua disponible durante la marcha … No hay agua disponible, pero dada la escasa longitud del recorrido no es necesaria.

Equipo y fechas recomendadas… Cualquier época dependiendo de las condiciones meteorológicas. Atención a las rachas de viento en el propio Balcón debido a su posición expuesta. Apta para familias con niños acostumbrados a andar por terrenos algo pedregosos.


Galería de Imágenes

Comparte esta Página